EFE

MALLORCA.- El español Rafael Nadal señaló que la decisión de renunciar a disputar el US Open había sido tomada con cautela y debido a la situación sanitaria y a su estado de ánimo y añadió que respeta el trabajo de la ATP y USTA por hacer que el tenis vuelva, y también a los jugadores que decidan acudir a Nueva York porque necesiten el dinero de los premios.

"Respeto a los otros jugadores que decidan ir, porque tengan por ejemplo una situación diferente y quieran ganar un dinero allí que necesitan. Respeto todas las decisiones, pero hoy por hoy es difícil decir si es lo correcto o no", zanjó.

El de Manacor añadió que no sabe aún si participará en el Masters 1000 de Roma, aunque lleva entrenándose en tierra desde hace meses, y que espera ahora a ver cómo evoluciona la situación de la pandemia, y el nuevo calendario tras la cancelación de Madrid, para decidir.

"Como todas las decisiones, al final no se toman a la ligera y hay que consultarlas bien con la gente que tengo al lado y que realmente me importa. Creo que en la situación actual todas las decisiones son válidas. No hay nada que sea seguro o correcto" afirmó sobre Nueva York.

El tenista número dos en el ranking ATP reconoció que la situación sanitaria fue el primer inconveniente para tomar su decisión, en segundo término, la calendarización tras muchos meses sin competir, ya que consideró que pasar de pista dura a tierra puede ser complicado para su cuerpo.

"Luego, un tema de ánimo personal. La situación está como está, y mi ánimo no estaba como para viajar a Nueva York y competir. Si voy a competir es para tener todos los sentidos puestos en la competición y rendir al máximo, y a día de hoy hubiera sido complicado”.

Nadal no quiso entrar en si es correcto que se dispute este 'grande' debido a la situación que sufre Estados Unidos. "Yo no soy quién para decir si es una decisión acertada o no. Respeto todo el trabajo y la actitud positiva de la ATP y de la USTA por hacer que el tenis vuelva", comentó.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: