compartir en:

Estados Unidos.- Un niño de dos años, vio el dinero de su padre y pensó ¿por qué no hacer confeti de billetes? La reacción de sus padres fue tan creativa como su hijo: compartieron en redes la travesura de su pequeño.

Ben y Jackee Belnap ahorraron mil 600 dólares (más de 20 mil pesos) para comprar boletos de temporada y apoyar su equipo de futbol americano, por desgracia toda esa fortuna se convirtió en pedacitos gracias a su hijo Leo que andaba de curioso.

Y ¿cómo logró pulverizar tantos billetes? Fácil, los metió a la trituradora que aprendió a usar gracias a su madre, así que, se podría decir que fue culpa de ella.

La buena noticia es que la pareja podría tener sus ahorros de vuelta, llevaron todos los pedacitos a la Oficina de Grabado e Impresión del gobierno estadounidense, ahí, hay un servicio que sirve para canjear billetes quemados, rotos, alterados o maltratados.

Lo malo es que los expertos analizarán si se puede recuperar la cantidad, proceso que les puede tomar desde seis meses hasta tres años.

Por otro lado, Leo no podrá volver a jugar con la trituradora, un objeto que seguro extrañará demasiado en sus ratos de ocio.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: