compartir en:

Nueva York declara “emergencia pública de salud” tras la epidemia de sarampión que comenzó en octubre del año pasado sobre todo en las comunidades judías ortodoxas en Brooklyn y que ya registra 285 casos, la mayoría suscitados en los últimos dos meses.

Como parte de esta medida, la vacunación contra el sarampión, paperas y rubiola será obligatoria en las zonas afectadas de Williamsburg, informó el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

Para comprobar que los habitantes cumplan con la norma, el Departamento de Sanidad y Salud Mental revisará las cartillas de cualquier persona que haya estado en contacto con alguien infectado.

El no contar con las vacunas podría ocasionar multas de hasta mil dólares; lo mismo se aplica a los centros educativos de la comunidad judía en Brooklyn que admitan niños que no estén inmunizados, pues podrían afrontar sanciones o ser cerrados.

La mayoría de los casos de esta enfermedad se han reportado en menores de 18 años, con 264 afectados, mientras que solo 39 de los infectados son adultos; además, el brote ha afectado principalmente a judíos ultraortodoxos, quienes presentan tasas de vacunación más bajas.

Hasta el momento no se han registrado muertes por este brote de sarampión, sin embargo, se han reportado 21 hospitalizaciones y 5 entradas en la Unidad de Cuidados Intensivos.

acv

TAGS EN ESTA NOTA: