EFE

Ciudad de México.- Al conmemorar su segundo aniversario por su triunfo electoral, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que es el mandatario mexicano más insultado del último siglo y reivindicó que a pesar de ello no ha aplicado la censura contra los opositores.

"Nunca en más de un siglo, se había insultado tanto a un Presidente de la República y la respuesta ha sido la tolerancia y la no censura", expresó en un discurso desde un salón del Palacio Nacional, donde estuvo acompañado por miembros de su gabinete.

De paso, López Obrador agradeció a sus seguidores por "el apoyo tanto para la victoria como para gobernar enfrentando la reacción conservadora", esto en clara referencia al pleito que mantiene a diario con quienes no comulgan con su labor política.

En su sexto mensaje que da al país tras haber asumido el poder el 1 de diciembre de 2018, subrayó que se eliminó la tortura y las violaciones a los derechos humanos" que, a su juicio, aplicaban sus predecesores.

También advirtió que en los comicios que están programados a celebrase en 2021 para renovar la Cámara de Diputados y 15 gobiernos estatales, estará "atento para que las elecciones sean verdaderamente libres y limpias".

"La democracia implica en primer lugar el respeto al mandato del pueblo, un mandato que en el pasado fue atropellado por prácticas del fraude impulsadas desde la cúspide del poder político y económico", señaló el mandatario federal.

Indicó que el próximo 1 de diciembre, cuando cumpla su segundo año desde su investidura, "estarán establecidas las bases de hacer política", habiendo terminado las reformas legales que prometió en campaña para erradicar la corrupción, su principal promesa electoral.

"Seguiré luchando unido a muchos mexicanos que buscamos desterrar las atrocidades de nuestro querido México, acabar con esta peste que es la corrupción y enfrentar la monstruosa desigualdad social", enfatizó.

PRESUME AUSTERIDAD Y JUSTICIA POR AYOTZINAPA

López Obrador hizo gala de su plan de austeridad gubernamental, que, según él, ha recortado un 50 por ciento los sueldos de los altos funcionarios, y por el cual su administración "dispone de un presupuesto un 70 por ciento menor al ejercitado por el sexenio anterior.

Por otro lado, aseveró que se "está haciendo justicia" en el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014, al sentenciar que se reabrió la investigación cerrada por su antecesor Enrique Peña Nieto.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: