compartir en:

Por Carlos Meraz

El arte de provocar bien podría ser el título de la obra de Omar Zurita, que realmente se llama “Headphones”, con la que inaugura la nueva Galería Klandestina, con once piezas en acrílico sobre tela que no pasan desapercibidas.

El lugar, cuya misión es acoger propuestas estéticas transgresoras sin ninguna censura, inicia con la obra del artista mexicano, con polémicos temas de actualidad como la pedofilia, el suicidio y las redes sociales.

CONSUMISMO E INDIVIDUALIDAD

Zurita consideró que su muestra es una crítica ácida y transgresora al “consumismo e individualidad que nos hace inhumanos”.

“Son como caricaturas pero violentas. Son para incomodar y sacudir al espectador para reflexionar sobre los problemas de esta sociedad del siglo 21, como la tecnología, el consumismo y la ostentación de marcas.

“Incluso parece manga porque está hecha de caricaturas, con unos destellos de ‘pop-art’”, dijo.

La exposición “Headphones”, estará abierta del 24 de mayo al 23 de julio, en la nueva Galería Klandestina, ubicada en Campeche 151, en la colonia Roma Sur.

TAGS EN ESTA NOTA: