Los Ángeles.- Un juez de la Corte Superior de Los Ángeles encontró pruebas suficientes para permitir que el caso por 36 cargos de abuso sexual y violación, entre otros, contra el líder de La Luz del Mundo, Naason Joaquín García, y dos miembros de dicha iglesia llegue a juicio.

El magistrado Ronald S. Coen dio la orden este martes para que García sea juzgado por casi dos docenas de cargos penales, incluida la violación forzada de un menor, delitos presuntamente cometidos en el sur de California.

La decisión fue tomada tras casi dos semanas de audiencia, en donde se presentaron varios testigos, así como la información recolectada del teléfono celular que le fue confiscado a Joaquín García el día que fue detenido en Los Ángeles, el 3 de junio de 2019.

Joaquín García, de 51 años, está acusado de 23 delitos graves, incluida la violación forzada de un menor, copulación oral forzada de un menor, relaciones sexuales ilegales, acto lascivo con un niño, extorsión, conspiración y posesión de pornografía infantil.

El pasado 6 de agosto una corte de Los Ángeles impuso una fianza de 90 millones de dólares contra el líder religioso, un monto que fue calificado por la Iglesia como de “sentencia anticipada”.

La defensa de Joaquín García había tratado de que se anulara el caso por errores en el procedimiento llevándolo ante la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito de California, que en abril pasado desestimó el proceso penal por una falla técnica y por lo cual sus abogados esperaban su liberación, teniendo como factor la pandemia de coronavirus.

La oficina del fiscal estatal Xavier Becerra presentó nuevamente la acusación elevando a 36 el número de cargos contra Joaquín García y sus dos cómplices Alondra Ocampo, de 37 años, y Susana Medina Oaxaca, de 25 años.

La nueva acusación cita a cinco víctimas, una de ellas identificada como Jane Doe 5, que habría sido abusada sexualmente en febrero de 2016.

La denuncia también acusa a Ocampo de supuestamente pedir a menores de edad que se desnudaran y tomaran fotografías de sus genitales para enviarlas a Joaquín García.

Entre septiembre de 2017 y enero de 2018, Ocampo llevó a tres niñas a un edificio de oficinas y "les proporcionó trajes de colegiala, les ordenó que se tocaran los senos y las nalgas, y se tomaron fotos de ellas al hacerlo", asegura la denuncia.

Ocampo está acusada de 27 delitos graves, que incluyen violación forzada de un menor, penetración sexual forzada, tráfico de personas mediante la adquisición de un niño para que participe en un acto lascivo, producción y distribución de pornografía infantil, entre otros.

Por su parte, Oaxaca enfrenta dos delitos graves de copulación oral forzada.

Una cuarta acusada en el caso, Azalea Rangel Meléndez, enfrenta una orden de búsqueda y captura.

El próximo 1 de septiembre Joaquín García, Ocampo y Oaxaca regresarán a corte para su audiencia de declaración de culpabilidad.

TAGS EN ESTA NOTA: