Basta con teclear el título, nombre del actor, o incluso género deseado en el buscador interno de la página XVideos, y a continuación, una lista con opciones aparecerá en tu pantalla, muy probablemente, la cinta que deseas (o una parodia porno). 

 
Sucedió sin que nadie se diera cuenta, pero a plena vista de todos. En los últimos meses, la popular página de contenido para adultos XVideos se ha llenado de series, películas, documentales, anime, y hasta cine de arte que (en teoría) solamente se encuentran disponibles en plataformas de pago.  
 
Esto parece ser posible debido a las pocas restricciones que tiene la página acerca del contenido, y al hecho de que cualquier persona puede crear un usuario y subir contenido sin algún tipo de filtro o verificación. 

Si bien lo anterior no es para nada legal, sí es una manera ingeniosa que han encontrado los piratas para saltarse las trabas legales para ver o distribuir películas y series gratis. 
 
A pesar de que los servicios de streaming han barrido con la industria del DVD en los últimos años, y han hecho más accesible la industria del entretenimiento, la piratería sigue siendo una realidad, especialmente para producciones de estreno que son exhibidas en cartelera.  

TAGS EN ESTA NOTA: