compartir en:

Muy molestos se encuentran algunos ilusos que quedaron en las ternas de MORENA para llegar a las ansiadas candidaturas en Edomex, pero por desgracia se les aplicó el método de la “Pejemetría”, es decir, las encuestas al estilo de lo que ocurrió en la CDMX con Monreal y Scheinbaum.

En Edomex fueron encuestas con la “Higinometría”, es decir, un ejercicio poco transparente, sin certeza, en donde los aspirantes no identificados con el grupo de Higinio Martínez se quedaron en la absoluta indefensión.

Muchos morenistas dicen que su partido está peor que el PRI, porque ahí el dedazo es directo, sin anestesia ni simulaciones (aunque sí las hay) y que hubieran preferido la tómbola, así nadie saldría tan lastimado como los dejaron ahora. Lo curioso es que no protestarán para no incomodar a sus líderes.

Esas encuestas en realidad han sido una designación encubierta, pero todos callarán porque aceptaron esas reglas del juego y si se ponen al brinco se puede enojar López Obrador, Higinio Martínez, Horacio Duarte y sus secuaces ¿No se supone que serían diferentes los de MORENA? ¿Acaso no han andado de partido en partido criticando los métodos antidemocráticos? 

El diputado federal panista Carlos Bello rindió su informe de trabajo y aseguró que ante la ineficacia de malos gobiernos, la ciudadanía espera el momento para cobrarles factura. Es decir, las elecciones del próximo año.

En entrevista posterior, dijo que su partido en alianza derrotará a MORENA, porque los panistas hoy están en unidad y han demostrado trabajo.

Las redes sociales le han sido favorables al priista de Tlalnepantla Janitzio Soto, quien al dar a conocer el trabajo comunitario que realiza de manera permanente, levantó fuertes críticas, pero también recibe muestras de apoyo de la gente que ha beneficiado en sus más de tres décadas de estar en la escena sindical y política.

Se dice cetemista y priista de hueso colorado y la gente (no bots) lo apoya en redes y en la calle. Interesante.