compartir en:

Por Vanessa Arriaga

México.- Los adjetivos como “chaparro”, “enano” y hasta “hobbit”, pueden ser muy divertidos, pero también es una forma de agredir y discriminar a las personas de talla baja o acondroplasia –lo que puede considerarse como una discapacidad- y eso les impide desarrollarse plenamente en la sociedad.

El 25 de octubre se celebra el Día Mundial y Día Nacional de las Personas de Talla Baja dado que muchas veces sufren de discriminación a causa de la falta de información que hay sobre este tema.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) advierte que más de 11 mil personas de estatura baja o enanismo enfrentan cotidianamente barreras que les impone su entorno social para lograr su inclusión plena y efectiva, y en igualdad de condiciones con el resto de la población.

Además, muchas veces se enfrentan a dificultades laborales, educativas y sanitarias ya que tienen poco acceso a éstas.

De acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación de 2017, el 20.2% del total de la población mayor de 18 años, declaró haber sido discriminada por su estatura. Mientras que el 58% opinó que no se respetan los derechos de las personas con discapacidad.

La CNDH pide crear un entorno social de inclusión en el que se utilice un lenguaje adecuado para referirse a estas personas, ya que muchas veces se hace de manera despectiva.

La acondroplasia es un padecimiento de origen congénito y produce la alteración en el tamaño, forma o resistencia del hueso en la columna vertebral y las extremidades de la persona, por lo que su desarrollo corporal es irregular. Ésta puede darse en diferentes etapas de la vida, por ello que existen más de 300 tipos diferentes de displasias oseas, sin embargo, todas coinciden en que las personas con esta enfermedad miden menos de 1.30 metros en la etapa adulta.

Las personas de talla baja presentan dificultad en la movilidad por falta de accesibilidad en la vida cotidiana, en espacios educativos, laborales, culturales, actividades recreativas, de esparcimiento y deporte.

TAGS EN ESTA NOTA: