compartir en:

La pobreza extrema en Brasil alcanzó con el gobierno del presidente Jair Bolsonaro a 52 millones de brasileños, según un reporte del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), publicado este miércoles.

La encuesta "síntesis de indicadores sociales 2019: un análisis de las condiciones de vida de la población brasileña", señaló que en 2018 el 25.3 por ciento de la población brasileña estaba por debajo de la línea de pobreza, con ingresos por debajo 5.50 dólares PPP (paridad del poder adquisitivo) por día.

El monto equivale a aproximadamente 420 reales por mes o 44 por ciento del salario mínimo vigente en 2018, informó el diario económico brasileño Valor.

La proporción de personas con ingresos por debajo de este valor cayó de 2012 a 2014, cuando registró el nivel más bajo con 22.8 por ciento de la población. A partir del 2015 tuvo un crecimiento en proporción comparado con el año anterior, pero aún mayor que en 2014 y llegó a unos 52.5 millones de personas.

La cantidad de personas en extrema pobreza alcanzada durante la gestión de Bolsonaro, contrasta con las registradas en 2014, durante el Gobierno de Dilma Rousseff, cuando fue la más baja.

El aumento de la pobreza extrema a partir de 2014 coincide con la crisis económica que desplomó el Producto Interno Bruto (PIB) siete puntos porcentuales entre 2015 y 2016.

En términos absolutos, de 2017 a 2018, casi un millón de personas alcanzaron o excedieron el umbral de 5.50 dólares PPP por día. El cambio ocurrió principalmente en la región sudeste, donde hubo una reducción aproximada de 700 mil personas, casi la mitad (47 por ciento) de los brasileños por debajo del umbral de pobreza en 2018, se ubicó en el noreste.

El IBGE también mostró que en 2018, 13.5 millones de brasileños vivían con un máximo de 1.90 dólares PPP por día, mayor que la población de países como Bolivia, Bélgica, Cuba, Grecia y Portugal.

La inserción en el mercado laboral no es una condición suficiente para superar la pobreza, ya que, incluso entre los empleados, el 14.3 por ciento tenía un ingreso familiar per cápita inferior a 5.50 dólares PPP por día, señaló la encuesta.

Nota recomendada: Fuga química en sitio comercial de Reino Unido deja 57 intoxicados

El IBGE destaca en este rubro empleados sin contrato formal (23,4 por ciento) y trabajadores domésticos (24.2 por ciento), con una proporción de personas con ingresos per cápita del hogar inferiores a 5.50 dólares PPP por día.

Entre los empleadores y los funcionarios militares este porcentaje fue de forma respectiva, del 2.7 por ciento y del 3.3 por ciento. La ayuda a un integrante del hogar sin recibir ingresos fue de 38.5 por ciento, agregó IBGE.

El estudio citó que en 2018, entre los niños (0 a 14 años), 42.3 por ciento estaba por debajo de la línea considerada, mientras que para los ancianos (60 años o más), este porcentaje fue del 7.5 por ciento.

Entre las personas de raza negra el porcentaje fue de 32.29 por ciento en comparación con 15.4 por ciento de las personas de raza blanca.

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: