compartir en:

Los señalamientos del candidato de la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade, en torno a los presuntos vínculos de Javier Jiménez Espriú con la empresa IDESA y su contrato  con Odebrecht provocaron  un cruce de acusaciones entre distintos actores políticos.

Meade Kuribreña insistió en que  no hay ninguna duda que existe una relación de negocios entre la polémica compañía brasileña y la familia del ingeniero Jiménez Espriú, propuesto por Andrés Manuel como Secretario de de Comunicaciones y Transportes, en caso de ganar la presidencia.

En defensa del especialista salió Santiago Nieto, quien rechazó que Jiménez Espriú esté involucrado en el asunto Odebrecht, que él mismo investigó durante su gestión como  titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales. “Revisé mis documentos del caso Odebrecht. No aparece Jiménez Espriú”, dijo el  ex funcionario.

Sin embargo, el vocero de la campaña presidencial del PRI, Javier Lozano,  cuestionó en twitter al propio Santiago Nieto, actual asesor del candidato de Morena, por presuntamente revelar información oficial de un proceso  que sigue abierto. “¿Tus documentos? ¿Acaso extrajiste información del expediente de la Fepade?”, inquirió.

Mediante un comunicado, Javier Jiménez Espriú dio su versión y rechazó que tenga relación con la empresa brasileña Odebrecht. Aseguró que nunca ha sido director general de Idesa,  compañía fundada por su suegro Pascal Gutiérrez Roldán, hace más de 60 años y que ahora dirige uno de los nietos del empresario.

TAGS EN ESTA NOTA: