Tras detener a una menor que ejercía la venta informal en el metro de la Ciudad de México, se dio a conocer que elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI), serán investigados por abuso de autoridad.

Fue el pasado 2 de julio que a través de redes sociales usuarios denunciaron el acto violento que tuvieron policías contra una menor de edad cuando vendía chicles en el interior de la estación General Anaya de la línea 2.

De acuerdo con testigos, policías realizaban recorridos de supervisión en dicha estación, al percatarse de la vendedora menor de edad la detuvieron.

Sin embargo, la niña quien dijo tener 17 años se resistió y comenzó a agredir física y verbalmente a los elementos, inmediatamente la pusieron de espaldas y la aseguraron con candados en las manos, con el objetivo de salvaguardar la integridad física de usuarios y de los uniformados.

¿Por qué la tratan así como un delincuente, es solo una niña?, cuestionó una de las testigos

-Son protocolos, no se meta y deje hacer nuestro trabajo, respondió una de las policías

Una vez controlada la situación, los oficiales intentaron contactar con algún familiar de la menor de edad; sin embargo, ella manifestó que vivía sola por lo cual las uniformadas la trasladaron ante las autoridades de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes.

 

TAGS EN ESTA NOTA: