Ciudad de México.- Será a partir del próximo 1 de noviembre, cuando la policía municipal y estatal de Nuevo León podrá empezar a sancionar y arrestar a quienes no porten cubrebocas en la vía pública, informó este miércoles Manuel de la O Cavazos, secretario de Salud de la entidad.

Asimismo, refirió que entre las sanciones que se aplicarán por incumplir la norma —estipulada en un decreto emitido por el gobierno estatal—, está una multa económica, trabajo comunitario o arresto de hasta por 36 horas.

"Tenemos que ser más estrictos. (...) Los municipios, en conjunto con la Secretaría de Salud podrán sancionar, ya sea una sanción administrativa o que hagan trabajo comunitario, o arresto por 36 horas, a aquellas personas que no utilicen el cubrebocas", advirtió el funcionario.

De la O Cavazos explicó que los uniformados también están facultados para suspender fiestas o reuniones en las que haya 20 o más personas reunidas, en cuyos casos también se aplicarán multas económicas y arrestos de al menos 36 horas para los responsables.

Sin embargo, advirtió que "el objetivo no es multar", mi recabar dinero, sino "cuidar la salud".

Con información de La Razón

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: