compartir en:

Río de Janeiro.- Por abusar de más de 300 mujeres, el famoso curandero brasileño Joao de Deus es buscado por la justicia de Brasil y es considerado prófugo de la justicia, debido a que no se ha entregado a las autoridades.

El pasado viernes la justicia del país de Latinoamérica ordenó su detención provisional, sin embargo, Joao no fue encontrado en ninguno de sus domicilios, explicó la Fiscalía del estado de Goiás, en el centro de Brasil.

“Pasó a ser considerado prófugo, porque las diligencias para localizarlo en todos sus domicilios resultaron en negativo, y no compareció espontáneamente en las 24 horas siguientes a la orden de arresto, a pesar de los intentos de negociación con su defensa”.

Su arresto fue ordenado, después de que durante una semana se reveló que había abusado de más de 330 mujeres y no sólo de Brasil, también hubo denuncias de personas de Estados Unidos, Bélgica, Suiza o Australia.

De Deus es un curandero que “sana” a las personas que lo visitan en la ciudad de Abadiania, en el estado de Goiás, situación que aprovechó para cometer una serie de violaciones y abuso sexual en contra de las mujeres que acudían él.

La serie de denuncias se dio después de que el fin de semana pasado una de sus víctimas aceptó relatar en la televisión brasileña cómo el hombre abusó de ella e intentó violarla.

Otras mujeres narraron cómo, después de rezar un padre nuestro, las tocaba e incluso las violaba, asegurándoles que era parte del “tratamiento de cura” por las enfermedades que sufrían.

El curandero, quien también se dedicó a la búsqueda de oro en el Amazonía, tiene 11 hijos de 10 mujeres diferentes. Una de sus hijas relató a la prensa brasileña que cuando tenía entre 10 y 14 años fue objeto de abusos sexuales por parte del hombre.

De Deus negó cualquier abuso y sus abogados dijeron que se entregaría en las próximas horas y pediría un recurso de urgencia a la Justicia para ser puesto en libertad.

NJAR

TAGS EN ESTA NOTA: