FILIPINAS.- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte ordenó a las fuerzas armadas "disparar a matar" a las personas que violen la cuarentena impuesta por el gobierno debido a la crisis por el Covid-19.

"Muerto. A cambio de causar problemas, te enviaré a la tumba", amenazó.

El mandatario aseguró en rueda de prensa que la orden de disparar es para la policía y el ejército filipino, esto como una advertencia para todos los que decidan “tomar a la ligera” los casos de coronavirus que se presentan en el país y que han dejado aproximadamente 48 mil muertos en el mundo.

"No dudo. Mis órdenes son para la Policía y el Ejército. En caso de problemas o de una situación en que la gente se pelee y sus vidas estén en peligro, dispárenles a matar", señaló.

El anuncio se dio después de que decenas de personas protestaran por no recibir ayuda del gobierno de Filipinos para afrontar la crisis que se vive en el país por el coronavirus, ya que Duterte ha impedido que millones de personas laboren como una medida para mitigar los contagios por el Covid-19 en el país.

Duterte acusó a grupos izquierdistas de agitar el sentimiento público contra el gobierno durante la contingencia, tras advertir que no dudaría en ordenar a las autoridades que "los maten a tiros".

"Izquierdistas, ustedes no son el gobierno. No anden por ahí causando problemas y disturbios porque ordenaré su detención hasta que finalice el brote".

El presidente obtuvo la semana pasada "poderes especiales" del Congreso para lidiar con la pandemia en una ley que incluye la provisión de 200 mil millones de pesos (4 mil millones de dólares) para repartir entre 18 millones de hogares desfavorecidos del país, donde el 16% de la población vive bajo el umbral de la pobreza.

Sin embargo, la ayuda está bloqueada porque el gobierno todavía elabora "una base de datos consolidada" de los beneciarios.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: