compartir en:

México.- Uber, Easy Taxi y Cabify podrían ser acreedoras a una multa de hasta 5.6 millones de pesos, por la probable transgresión a los derechos de  consumidores del país que contratan sus servicios.

Dichas empresas prestadoras del servicio del transporte privado de personas a través de plataformas electrónicas, tienen un contrato de adhesión que contiene prestaciones desproporcionadas, inequitativas y abusivas en perjuicio de los consumidores, así como publicidad engañosa, informó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

En un comunicado, la dependencia indicó que Uber fue sancionado con 3 millones 974 mil pesos, Easy Taxi con 1 millón 810 pesos, mientras que Cabify con 700 mil pesos. Las multas ya fueron notificadas a las empresas; sin embargo, aún hay posibilidad de que impugnen.

Profeco argumentó que tanto Uber, Easy Taxy y Cabify se rigen bajo un contrato contradictorio y engañoso, ya que ofertan un “servicio seguro” de transporte; sin embargo, en sus términos establece que se deslindan de cualquier responsabilidad legal.

En el caso de Cabify, Profeco señala que este proveedor establece de manera unilateral que las tarifas cobradas no serán reembolsables, así como que en los periodos de mayor demanda establecerá un costo mayor, pero no define los criterios de manera clara.

Además, esta empresa es acusada de imponer obligaciones inequitativas o abusivas tales como que los usuarios exoneran a Cabify de cualquier responsabilidad derivada del servicio del transporte, tanto en el ámbito civil como penal.

Mientras que en el caso de Easy Taxi, se señala que no responde por daños o perjuicios causados por el mal uso de datos de los equipos de Easy y del usuario en caso de que un tercero vulnere la seguridad y de forma ilícita use la información.

También, debido a sus frases publicitarias como “Pedir un taxi nunca fue tan sencillo”, está usando publicidad engañosa, señaló Profeco, debido a que no acredita la veracidad ni exactitud de lo prometido.

Por otro lado, se estima que Uber viola lo establecido por la ley de la materia, al no señalar un domicilio, teléfono y demás medios de contacto en el país para aclaraciones o reclamaciones por la aplicación de cobros de servicios adicionales sin la autorización expresa del consumidor (tarifa de reparación, limpieza o cargos por objetos olvidados).

Lo que Uber plantea para solucionar cualquier eventualidad entre los usuarios del servicio y la proveedora, es el encuentro entre ambas partes para someter al arbitraje o a la mediación, esta medida se establece en la legislación de Amsterdam, Países Bajos y en lengua inglesa.

 

msc

 

TAGS EN ESTA NOTA: