INDIA.- La muerte del toro Mooli logró que un pueblo del distrito de Madurai en India rompiera el confinamiento que seguía para evitar la propagación del Covid-19, a fin de poder asistir al funeral del animal.

Mooli era una celebridad en dicho pueblo, ubicado en el estado de Tamil Nadu (sur), pues el bovino pertenecía a un templo y participaba habitualmente en el festival de Jallikattu, un rodeo tradicional tamil que ve a jóvenes tratando de domar un toro.

Por lo que a su muerte, el pasado domingo, se llevó a cabo una procesión fúnebre a través de la aldea, la cual atrajo alrededor de 200 personas, esto pese a la prohibición de reuniones de más de cinco personas en toda India.

Nota recomendada: China niega que Covid-19 haya sido creado en un laboratorio

Los admiradores del toro trajeron guirnaldas de flores, estolas y fajos de billetes como ofrenda y lanzaron fuegos artificiales.

 “No se reunieron en un solo lugar, sino que siguieron caminando (siguiendo la procesión), rindiendo homenaje, rezando y luego se fueron", detalló T.G. Vinay, responsable del distrito de Madurai.

Al respecto, las autoridades iniciaron una carpeta de investigación por el hecho, y se indagan a varios aldeanos acusados de violar las normas de contención nacional.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: