Ciudad de México.- En el Reclusorio Norte se realiza la audiencia de apelación contra las medidas cautelares que impuso en agosto pasado el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, contra la exsecretaria de Estado, Rosario Robles Berlanga, quien desde el día 13 de ese mes se encuentra recluida en el Penal Femenil de Santa Martha Acatitla.

La magistrada Isabel Porras es la encargada de revisar el asunto, y podría definir si ratifica, modifica o revoca la decisión de Delgadillo Padierna, lo que le permitiría a Robles Berlanga llevar su proceso en libertad, luego de ser acusada del delito del ejercicio indebido del servicio público y por el presunto desvío de 7 mil millones de pesos.

Nota recomendada: Congreso de Hidalgo rechaza legalización del aborto

En tanto, el abogado de la exfuncionaria federal, Julio Hernández Barros, confirmó que este evento se lleva a cabo en el Reclusorio Norte y dijo que el escenario de que salga de prisión es una idea muy remota, toda vez que “en general aunque la ley establece que esto se puede resolver en esta audiencia, la realidad es que también da una plazo de tres días para resolver esto y la mayoría de los jueces toman este plazo”.

Durante la audiencia, Robles Berlanga cuestionó si en las acusaciones que se le imputan ella es un “trofeo para exhibir un supuesto combate a la corrupción”.

Agregó que por ahora ella es la única señalada por la investigación, y también la que está en la cárcel, esto aunque se ha demostrado que no se le acusa de desvío de fondos, sino de ser omisa ante los actos de terceros.

Asimismo, preguntó a quiénes se refieren cuando hablan de “terceros, ¿a quién o quiénes se refieren? ¿A todo un gobierno o un sexenio? ¿Soy el trofeo para exhibir un supuesto combate a la corrupción, por cierto corrompiendo las leyes?”, espetó la extitular de la ya desaparecida Sedesol y Sedatu.

 IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: