Ecatepec, Méx.- Luego de viajar más de 20 horas en avión, Lillyan Alexis Yáñez Roa y Carlos Esaú “Máximo” Vargas Aguilar, jóvenes deportistas ecatepenses de alto rendimiento, que practican el arte marcial Muay Thai, regresaron a México con apoyo del gobierno de Ecatepec, quienes permanecieron varados cerca de 30 días en Bangkok, Tailandia, por la contingencia sanitaria del Covid-19.

“La verdad nosotros vivimos en carne propia lo que está pasando ahorita,  mucha gente dice que no hay nada, que es mentira. La verdad yo les digo hagan caso a las autoridades, la situación está complicada. Nosotros lo estuvimos viviendo en Tailandia, al grado de no poder salir, de plano ya ni por comida, ni nada”, relató Carlos Esaú.

Juan Carlos Vargas, padre de Carlos, aseguró que gracias al apoyo brindado por el alcalde de Ecatepec, Fernando Vilchis Contreras, ambos atletas pudieron regresar a México, pues la aerolínea que los traería de regreso se desentendió del contrato, luego de que aquel país fue declarado en alerta por el coronavirus.

El también entrenador de “Máximo” Vargas relató que entre familiares y amigos agotaron los recursos para buscar apoyos para el regreso de ambos artemarcialistas y fue a través de la Dirección de Cultura Física y Deporte  de Ecatepec que se gestionó que volvieran los jóvenes.

Añadió que incluso los deportistas buscaron ayuda en el consulado de México en Tailandia, aunque no obtuvieron respuesta positiva.

La tarde del 31 de marzo Vilchis Contreras dio la bienvenida en Ecatepec a los dos deportistas de altos rendimiento, a quienes refrendó su apoyo para continuar practicando el Muay Thai.

Los atletas llegaron a la capital de Tailandia el pasado 5 de marzo para competir durante el torneo nacional de Muay Thai en aquel país y así sumar algunos encuentros a su carrera profesional; sin embargo, la competición se canceló el 13 de ese mes por la contingencia sanitaria y a partir de esa fecha comenzó su travesía, hasta que fueron escuchados por el gobierno municipal de Ecatepec.

“Sí le batallamos un poquito, pero gracias a Dios ya estamos aquí”, mencionó Carlos.

TAGS EN ESTA NOTA: