compartir en:

Por Patricia Guillén

Por segunda ocasión no fue presentado el punto de acuerdo por el que el PRD en el Senado de la República solicitaría ejecutar acciones y castigos en contra de quienes fueran los responsables de actos de corrupción en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El punto de acuerdo que podría ser subido a tribuna este próximo jueves por el perredista Fernando Mayans Canabal indicó que una de las irregularidades es la adjudicación directa de la Gerencia del Proyecto a la empresa Parsons lnternational Limited formalizándolo el pasado 9 de octubre de 2014 mediante un contrato por la cantidad de  2 mil 361 millones 994 mil 326 pesos.

Para justificar lo anterior, la adjudicación directa “fue en un trato discrecional” al artículo 42 inciso IV de la Ley de Obras Públicas y Servicios, acusa el punto de acuerdo, el cual estipula que en el “artículo 42 las dependencias y entidades, bajo su responsabilidad, podrán contratar obras públicas o servicios relacionados con las mismas, sin sujetarse al procedimiento de licitación pública, a través de los procedimientos de invitación a cuando menos tres personas o de adjudicación directa”.

Además de que el monto del contrato de Servicios de Proyecto Ejecutivo  es de mil 841 millones de pesos y por supervisión de obras es un estimado de 2 mil millones de pesos, a diferencia de la construcción actual de la Terminal 2 del AICM la supervisión del proyecto tuvo un costo de 187.8 millones pese a que es cuatro veces mayor en dimensiones.

Ante lo anterior, Fernando Mayans Canabal explicó que en el punto de acuerdo que aprueben, deben exhortar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que informe sobre los criterios contemplados para declarar la adjudicación directa del contrato para la Coordinación Especializada del Proyecto del Nuevo Aeropuerto.

Además de que la Secretaría de la Función Pública investigue el contrato.