compartir en:

México.-“Primero México y después el extranjero”, aseveró el presidente Andrés Manuel López Obrador en Córdoba, Veracruz al prometer, ante productores de caña, una revisión a los contratos de exportación de azúcar, así como los permisos para el uso de otros endulzantes en territorio nacional.

“Sí queremos el libre comercio y vamos a respetar los acuerdos, pero vamos a defender al productor nacional. Primero México y luego el extranjero”, aclaró al presentar el programa Sembrando vida de la Secretaría de Bienestar.“Es muy importante también que yo les diga a los productores de caña de Veracruz que vamos a estar muy pendientes para que no resulten afectados que, al contrario, que cada vez tengan más beneficios.

Acompañado por el gobernador Cuitláhuac García afirmó que el programa Sembrando vida ya cuenta con presupuesto de 24 mil millones de pesos con los que se prevé dar trabajo a 400 mil campesinos.

“Ahora va a haber la planta de buena calidad y se va a pagar jornal para que se siembre, ya sea el mismo pequeño propietario, el mismo ejidatario, sus hijos, sus familiares, los jornaleros que no tienen empleo van a poder trabajar sembrando”, afirmó.

Vale recordar que la industria refresquera es el principal comprador de endulzantes en el país, y que desde el principio del 2000, la venta de azúcar cayó drásticamente por la utilización del jarabe de alta fructosa de maíz en refrescos y alimentos procesados.

 

 

 

RVA

TAGS EN ESTA NOTA: