compartir en:

La PGJ capitalina afirmó que la empresa no funda­mentó ni motivó legalmente la intervención de peritos interna­cionales para participar en las in­vestigaciones

Ciudad de México.-Después de que la Opera­dora de Desarrollo Hu­mano Chapultepec, S.A. de C.V., la cual es responsable de La Feria de Chapultepec, anun­ció que el gobierno de la Ciudad de México le revocó el permiso de funcionamiento, la jefa de gobier­no capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que habrá respon­sabilidades penales contra quien resulte responsable del accidente en que murieron dos personas y dos más resultaron heridas.

La funcionaria local confirmó que no se trató de un accidente, sino negligencia, por lo que se dio por finiquitado el contrato al cor­porativo que manejaba los juegos mecánicos.

“La procuradora nos dio el infor­me y no fue un accidente, realmente fue un tema de mantenimiento que no se atendió, ni siquiera se cum­plieron las normas del propio par­que”, aseveró Sheinbaum Pardo.

La funcionaria detalló que a las investigaciones de la Procuradu­ría General de Justicia (PGJ) local, también se sumaron otras irregu­laridades de tipo administrativo.

Asimismo, sostuvo que la Se­cretaría de la Contraloría capita­lina revisará si hubo funcionarios involucrados en los hechos, pero de inicio la responsabilidad es de la empresa que incumplió incluso sus propias normas de operación y de mantenimiento.

Comunicado de “La Feria”

Por la mañana de ayer, la empre­sa, encargada en el parque de diversiones, informó que le fue revocado el permiso de funciona­miento, luego del descarrilamien­to de un vehículo de la “Quimera”, el pasado 28 de septiembre.

“Fuimos notificados por las au­toridades de la Ciudad de México la terminación del permiso que permite a Operadora de Desarro­llo Humano Chapultepec, S.A. de C.V. operar La Feria de Chapulte­pec”, publicó el parque en sus re­des sociales.

Asimismo, solicitó la interven­ción de dos peritos expertos en juegos mecánicos, uno mexicano y otro internacional de la National Association of Amusement Ride Safety Officials (NAARSO).

Sin embargo, la PGJ capitalina afirmó que la empresa no funda­mentó ni motivó legalmente la intervención de peritos interna­cionales para participar en las in­vestigaciones.

Ulises Lara, vocero de la procu­raduría, aclaró que cuando la em­presa hizo tal solicitud, la PGJ, “ya tenía desplegados en el lugar a pe­ritos especializados y los trabajos no podían ser interrumpidos por­que se ponía en riesgo la preser­vación de los indicios”.

 

TAGS EN ESTA NOTA: