ASUNCIÓN.- El calvario en prisión vivido por el exfutbolista brasileño Ronaldinho y su hermano Roberto terminó este martes, luego de que el juez paraguayo Gustavo Amarilla les otorgara la medida de arresto domiciliario en un hotel de la misma nación.

La defensa de los hermanos brasileños abonó un millón 600 mil dólares (800 mil por cada acusado) para que las autoridades correspondientes cedieran ante el pedido de liberarlos de la Agrupación Especializada de Paraguay, cárcel en la que habían estado por más de un mes.

“El Ministerio descartó las sospechas sobre posibles pruebas delictivas en los teléfonos incautados de los hermanos Assis Moreira, lo cual favoreció la situación procesal de ellos. Al no haber pruebas para ampliar la imputación, se determinó el arresto domiciliario”, declaró Amarilla.

El juez también reveló que Ronaldinho y su hermano aceptaron, mediante una videollamada, las medidas cautelares para continuar con el proceso en territorio paraguayo y tienen “estrictamente prohibido salir del país”.

La investigación en contra de ‘Dinho’ comenzó el pasado 4 de marzo, cuando él y su hermano entraron a la nación guaraní con pasaportes falsos, motivo por el cual la policía allanó el hotel en el que planeaban hospedarse, para que sólo tres días después fueran detenidos por haber cometido “hechos punibles en contra de los intereses de la República de Paraguay”.

Semanas atrás, las autoridades correspondientes ya habían negado el arresto domiciliario a los hermanos brasileños, pese a que la defensa había ofrecido un inmueble valuado en 765 mil dólares.

De esta manera, Ronaldinho quedó liberado, luego de incluso haber celebrado preso su cumpleaños número 40, el pasado 21 de marzo.

Notimex

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: