Praga.-El presunto responsable de un tiroteo en el hospital universitario de la noreste ciudad checa de Ostrava se suicidó y murió cuando recibía atención médica, informó Radio Praga.

Los hechos comenzaron hacia las 7:00 horas (8:00 GMT) cuando el ingeniero civil, solo identificado como Citrav V., ingresó disparando una pistola 9 milímetros a la sala de espera del área de traumatología del nosocomio universitario.

El responsable dirigió sus disparos a la cabeza y pecho de las personas que esperaban atención, con saldo de cuatro muertos.

Una unidad policial de desplazamiento rápido acudió a las instalaciones médicas, mientras el tirador huía en un vehículo, pero cuadras adelante se disparó en la cabeza, aunque alcanzó a ser trasladado a un hospital, murió por la herida.

Radio Praga pudo hablar con el empleador de Citrav V., quien informó que el agresor creía con frecuencia que estaba muy enfermo y visitaba diversas clínicas y hospitales en demanda de atención.

El primer ministro checo, Andrej Babiš, y el ministro de Salud, Adam Vojtěch, llegaron al hospital e instalaron un equipo especial de crisis, mientras el presidente Milos Zeman ofreció sus condolencias a los deudos de los asesinados.

Nota recomendada: Tiroteo en Nueva Jersey deja al menos un policía lesionado

El evento violento registrado en el hospital universitario de Ostrava es el segundo más grave en la historia de la República Checa, que en febrero de 2015 registró el tiroteo donde un hombre entró a un restaurante de Uherský Brod, al sureste de Praga, mató a ocho personas y se suicidó.

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: