compartir en:

Ciudad de México.- Con 82 votos a favor y 34 en contra, el Senado avaló en lo general diversas reformas para tipificar como delincuencia organizada y hasta riesgos a la seguridad nacional la defraudación fiscal a través de la compra-venta de facturas falsas.

Tras más de tres horas de discusión, la mayoría del Morena y sus aliados, dieron luz verde a estas leyes federales contra la Delincuencia Organizada, así como de Seguridad Nacional y los códigos Nacional de Procedimientos Penales, Fiscal de la Federación y Penal Federal.

Dicho dictamen contempla que haya prisión preventiva oficiosa para la defraudación fiscal y su equiparable a través de la expedición, venta, enajenación, compra o adquisición de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

Nota recomendada: Dictan prisión preventiva a presuntos socios de Juan Collado

El proyecto aprobado indica que se aplicará una pena de hasta 8 años de prisión a quien expida, compre o adquiera comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

Mientras que las personas morales que defrauden por un monto mayor a 965 mil dólares o 18 millones 209 mil 870 pesos, habrá una pena de hasta 9 años de prisión.

Las bancadas del PRI, PAN y PRD expresaron que es un exceso que la "Cuarta Transformación" busque castigar a todos los contribuyentes como terroristas.

IMCM  

TAGS EN ESTA NOTA: