El Senado de Estados Unidos absolvió hoy al presidente Donald Trump después de enfrentar durante meses un juicio político (impeachment) en su contra en ambas cámaras.

Por el cargo de abuso de poder obtuvo 52 votos a favor de no culpable y 48 como culpable. En el cargo de obstrucción al Congreso obtuvo 53 votos como no culpable y 47 como culpable, suficientes para exonerarlo de dicho delito.

Donald Trump publicó un mensaje a los pocos minutos del veredicto final en su cuenta oficial de Twitter, donde enfatizó que la absolución en la cámara alta es una victoria para la nación, sobre la cual dará una conferencia mañana jueves al medio día.

También difundió un video donde se observa una imagen del presidente en la portada de la revista Time y con un mensaje donde da a entender que se ha superado a sí mismo y que su labor presidencial trascenderá para siempre, no sólo en las próximas elecciones.

La votación de esta tarde pone fin a meses de audiencias, presentación de documentos, debates y argumentos que comenzaron desde octubre del año pasado en la Cámara de Representantes dirigida por la demócrata Nancy Pelosi, donde la oposición buscó probar a los republicanos sobre la responsabilidad de Trump en los cargos imputados.

El único senador del partido mayoritario que los demócratas lograron convencer en este proceso fue al representante por el estado de Utah, Mitt Romney, quien aspiró a la presidencia en 2012 y se ha convertido en uno de los principales críticos de la gestión de Trump al interior del partido.

En conferencia de prensa, el legislador declaró que la decisión de hoy fue una de las más difíciles de su vida al oponerse al posicionamiento general de su partido y argumentó que su voto fue a favor de la destitución, debido a que la gravedad de los delitos por los que se le acusó al líder político en el Congreso lo amerita.

Los republicanos celebraron en sus cuentas oficiales de redes sociales el cierre de este episodio de la historia estadounidense y calificaron a este juicio político como un “acto político desesperado por parte de los legisladores demócratas” y afirmaron que “es momento de regresar a trabajar por el pueblo estadounidense”.

El proceso legislativo que culmina esta tarde también desecha las acusaciones de un informante anónimo que desataron el impeachment, en las cuales se planteaba que Trump entabló en junio de 2019 una llamada con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski.

El mandatario estadounidense presuntamente ejerció presión para que desde dicho país se espiara al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo por presuntos actos de corrupción, lo que constituía el cargo de abuso de poder y luego se le acusó de obstruir al congreso para investigar el caso.

La absolución no sólo permitirá al Ejecutivo continuar en su cargo, sino que lo prepara para contender en los comicios generales de 2020, donde buscará su reelección.

 

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: