compartir en:

Por Carlos Meraz

Su aspecto es afable, su tono extremadamente mesurado y su inteligencia muy por encima del promedio, es Sergio Sarmiento, el titular de la emisión “La Entrevista con Sarmiento”, un “espacio de apertura para debatir los problemas y temas de fondo políticos del país” que ya suma 22 años ininterrumpidos al aire por la señal de TV Azteca.

“Es un espacio de libertad que me concedió Ricardo Salinas Pliego (propietario de TV Azteca), siendo la primera emisión que rompió el molde de los entrevistadores que debaten y toman un rol protagonista por encima del entrevistado; mientras que yo no interrumpo al invitado, simplemente lo escucho y aprendo.

”Es el formato más antiguo del periodismo, del uno a uno”, precisó Sarmiento.

En 22 años al aire, por el programa han desfilado 3 mil charlas con políticos mexicanos, empresarios, estadistas internacionales, escritores y artistas.

LAS ENTRAÑABLES CHARLAS

“Mis cinco mejores entrevistas... Han sido con personajes polémicos que representan maneras contrarias de pensar, como Carlos Salinas de Gortari y Andrés Manuel López Obrador, por ejemplo.

“También el expresidente español Felipe González; Ricardo Lagos, otrora mandatario de Chile; los expresidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva Lula y Fernando Henrique Cardoso; el ex líder soviético Mijaíl Gorbachov; intelectuales que admiro como Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes y Sergio Ramírez y al cantautor catalán Joan Manuel Serrat”.

LAS DIFÍCILES Y LAS SOÑADAS

“Mis entrevistas no son ríspidas como alguna que se viralizó con Porfirio Muñoz Ledo. Lo que sí me molesta es que me suelten rollo y se avienten discursos.

“Alguna vez pedí una entrevista con Fidel Castro, que nunca se concretó; así como con los Papas; pues ya entrevisté al Dalai Lama y al Gran Rabino de Jerusalén. Sólo
me faltaría algún día entrevistar a Donald Trump y a Nicolás Maduro. Ese sería mi sueño”, advirtió.

“La Entrevista con Sarmiento” se transmite los martes a las 22:30 y los sábados a las 24:00 horas por ADN 40 de TV Azteca.

TAGS EN ESTA NOTA: