EFE

Toronto.- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y su esposa, Sophie Gregoire, decidieron que sus tres hijos acudan a la escuela en vez de la alternativa de que sigan las clases a distancia por el riesgo que representa la pandemia de Covid-19.

Hace escasas semanas, Trudeau reconoció que el matrimonio, como muchas familias en todo el país, tenía dudas sobre el nuevo curso escolar y todavía no había decidido si enviar a sus hijos a la escuela a la espera de conocer los detalles de la planificación en la provincia de Ontario, donde sus hijos están matriculados.

"Estamos contemplando los planes de las escuelas, el tamaño de las clases y cómo van a reaccionar los niños a llevar máscaras", explicó Trudeau, que es profesor de profesión y antes de dedicarse a la política dio clases en escuelas de educación secundaria.

En Canadá, las decisiones en materia educativa y sanitaria están en manos de las provincias.

La Oficina del Primer Ministro confirmó este jueves que los Trudeau se han decidido porque sus tres hijos compartan el aula con otros estudiantes tras las medidas adoptadas por las autoridades educativas de la provincia de Ontario para evitar la propagación de la enfermedad en las instituciones educativas.

El hijo más pequeño del matrimonio Trudeau, Hadrien, empieza ahora su primer año escolar.

El primer ministro señaló hoy en su cuenta de Twitter: "Crecen tan rápido. Hadrien empieza hoy el primer curso. Que tengas un buen día, muchachote. Y para todos los niños que regresan a la escuela: será un poco diferente este año, pero recuerda que sigues teniendo lo que hace falta para conseguir cosas maravillosas".

A pesar de la decisión de la familia Trudeau, los sindicatos de profesores en Ontario y otras provincias han expresado su disconformidad con los planes de las autoridades educativas de iniciar el curso escolar en medio de la pandemia de Covid-19.

Los profesores quieren que las autoridades reduzcan el tamaño de las clases para limitar la posible exposición al virus y mantener al personal y los estudiantes más seguros.

En Ontario, los sindicatos de profesores han denunciado al Gobierno de la provincia ante las autoridades laborales por considerar que el plan de reapertura de las escuelas pone en peligro su salud y viola las normas de seguridad en el lugar de trabajo.

TAGS EN ESTA NOTA: