compartir en:

Por Joan M. Contreras 

  • Es la primera vez que un grupo de este tipo consigue la reserva de ley de su nombre
  • Los músicos esperan parar la piratería de su marca con esta sentencia condenatoria, que puede significar cárcel para los infractores

50 años se dicen fácil, pero no lo son. La Sonora Siguaray comienza en el año de 1962 tocando covers con el nombre de Sonora Milpa Alta (pues la mayoría de los integrantes fundadores eran oriundos de esta alcaldía), posteriormente, disqueras importantes de ese tiempo se fijan en la agrupación, y sugirieron cambiar el nombre por uno más llamativo, eso a fin de capturar la atención del público.

El nombre viene de una planta oriunda de Cuba conocida como mata siguaraya, popularizada por el músico de mambo Benny Moré, y que de inmediato fue un éxito, pues transmitía ese inconfundible sabor tropical que tiene la quincuagenaria agrupación.

La consolidación del grupo llega a partir de 1970, cuando se comienzan a grabar temas originales, los cuales fueron un rotundo éxito comercial y les abrieron las puertas para presentaciones en varias partes de los Estados Unidos, como Houston, Dallas, o Los Ángeles, además de varias naciones centroamericanas,  como Guatemala, Costa Rica y El Salvador, donde es apreciada la música mexicana.

La Sonora Siguaray presume de una trayectoria limpia y respetuosa con su público, lo cual se ve reflejado en la vigencia de la que actualmente goza su música.

Con miras hacia el futuro

A Hasta hace unos años, tocar en los festivales de música representaban el “fruto prohibido” para las agrupaciones de música tropical, pero ahora, la participación de estos es una posibilidad real gracias a nombres como los Ángeles Azules o La Sonora Santanera, por lo que la Sonorísima Siguaray no se quiere quedar atrás, y está “más que dispuesta” a presentarse en cuanto reciban el llamado.

Por otra parte, los artistas confían en que su música continuará atrayendo nuevo público, a la vez que mantiene a los fans de toda la vida, para esto, la agrupación mantiene una presencia activa en internet con un canal de YouTube, diversas cuentas en redes sociales y  una nutrida colección musical en Spotify.

Fuerte advertencia contra el plagio

El uso ilegal del nombre de grupos famosos (como la Sonora Santanera, la Sonora Dinamita o los Ángeles Negros) es un problema grave dentro del gremio, por lo que  la intervención de organismos  especializados es una necesaria para garantizar el respeto de la propiedad intelectual.
Para la Sonora Siguaray, El IMPI ha sido una pieza clave para que la banda haya podido obtener la histórica sentencia que prohíbe a cualquier otra agrupación de usar su nombre (o similares), a riesgo de enfrentar duras consecuencias penales.

 

TAGS EN ESTA NOTA: