compartir en:

Ciudad de México.-El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro informó que luego de retirar los ceniceros, los cuales eran utilizados como botes de basura por los usuarios, los residuos sólidos se han reducido en un 33 por ciento.

La dependencia informó que durante el año pasado se generaron 270 toneladas de basura mensualmente; sin embargo, con esta nueva estrategia, la cifra se redujo a 180 toneladas durante 2019.

El STC informó que la basura se acumula principalmente en pasillos, andenes, zona de torniquetes y cajones de vías, por lo que tiene programada una limpieza permanente con la ayuda de cuadrillas dedicadas a esta labor en las 195 estaciones de la red del Metro.

Mientras que los trenes son atendidos por personal de limpia, quienes se encargan en realizar la extracción de residuos sólidos; asimismo, la dependencia sostuvo que la basura es uno de los factores que influyen en el retraso de los trenes.

TAGS EN ESTA NOTA: