compartir en:

Yakarta.- Las autoridades de Indonesia elevaron este martes a 429 el número de muertos tras el tsunami que azotó la entidad el pasado sábado por la noche; hasta el momento, los equipos de rescate continúan en la búsqueda de más sobrevivientes o víctimas mortales.

Más de mil 400 personas han resultado heridas y otras 158 están en calidad de desaparecidas en la zona noroeste de Java, una de las islas más grandes que comprende el país.

Más de 600 viviendas y al menos nueve hoteles fueron destruidos o severamente dañados tras el fenómeno natural; mientras que más de 16 mil personas han sido desplazadas, según Sutopo Purwo Nugroho, vocero de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres de Indonesia.

El tsunami fue causado por deslizamientos de tierra bajo el agua que se produjeron tras la potente erupción del volcán Anak Krakatoa en el estrecho de Sonda, a unos 90 kilómetros de la costa de Java, indicó la Agencia Meteorológica, Climatológica y Geológica.

Las altas olas golpearon playas del sur de la isla de Sumatra y del extremo occidental de Java alrededor de las 18:30 hora locales del sábado, tras la erupción del volcán considerado como el "hijo" del legendario Krakatoa, el Anak Krakatoa.

Según los expertos, la catástrofe del sábado se debió a una erupción moderada del Anak, que causó un hundimiento submarino de una parte del volcán y el desplazamiento de grandes masas de agua.

Los trabajadores humanitarios advertían contra los riesgos de una posible crisis sanitaria, mientras sigue la alerta por marea alta hasta el miércoles.

La devastación no pudo prevenirse debido a que en Indonesia, no cuentan con un sistema de alerta de tsunami originado por erupciones volcánicas. Además, de que tienen un inoperable sistema de alerta temprana de tsunamis que, debido a la falta de fondos, vandalismo y problemas técnicos, no ha estado operativo desde 2012.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: