compartir en:

Ciudad de México.- Legisladores y militantes del PRI, PAN y PRD, así como especialistas en derecho, criticaron el memorándum que este martes anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador para dejar sin efecto la reforma educativa de 2013. 

La bancada del PRI en el Senado de la República aseguró que cualquier intención unilateral de dejar sin efecto las disposiciones legales sobre esta reforma, sería una abierta violación a la Constitución. 

El PRI en la Cámara Alta advirtió que el presidente Andrés Manuel López Obrador no posee facultades para abrogar reformas constitucionales ni legales, por lo que, el memorándum en el que instruye a los secretarios de Educación Pública, de Gobernación y de Hacienda, para "que busquen los mecanismos para eliminar definitivamente de la reforma educativa", carece de toda legalidad. 

Los legisladores del tricolor señalaron que no sólo estaría incurriendo en violaciones constitucionales, también los secretarios de Estado y funcionarios que intenten desconocer el ordenamiento legal faltarían a su juramento de guardar y hacer guardar la Constitución Política y las leyes que de ella emanen. 

“Sería un grave retroceso”: PAN 

El dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés Mendoza, aseveró que López Obrador viola la Constitución y las leyes al solicitar, mediante un memorándum, a las secretarías de Educación, Gobernación y Hacienda que dejen sin efecto la reforma educativa de 2013. 

Te puede interesar: AMLO firma memorándum para la cancelación de la reforma educativa

El líder blanquiazul expuso que la reforma educativa es un modelo vigente y que no se puede suspender por decreto. 

Consideró que la decisión de López Obrador, en el sentido de volver al modelo anterior a la reforma educativa si la CNTE no avala el que actualmente se discute en la Cámara de Diputados, es un grave retroceso para la educación. 

Cortés Mendoza señaló que, con la nueva postura del gobierno federal sobre el tema de la reforma educativa, el presidente de la República estaría otorgando de facto el derecho de veto a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). 

“Sería un grave retroceso regresar al modelo anterior a la reforma de 2013, donde está la venta y el control de plazas de los maestros", expresó. 

“Si el presidente cumple con cancelar su propia reforma educativa, significaría que le otorgó de facto el derecho de veto a la CNTE y que 'dobló las manos' ante la Coordinadora”, insistió. 

PRD: “Es una falta de respeto para el Legislativo” 

Estephany Santiago Fernández, integrante de la Dirigencia Nacional del PRD, consideró que el documento es una falta de respeto al Legislativo, pues el dictamen de su reforma educativa avanzó en comisiones de la Cámara de Diputados. 

"En el Congreso de la Unión, en comisiones, ya avanzó el dictamen de reforma educativa y fue Morena quien votó en contra", señaló y opinó que el recurso del presidente de la República pasa por encima y sobre la ley, contrario a lo que ha dicho de que “nada por la fuerza, todo por la razón". 

Expuso que, si el objetivo del memorándum es que funcione mientras no haya avance en el Pleno de la Cámara de Diputados, el PRD llama a los legisladores a que a la brevedad se discuta al respecto con argumentos y no con imposiciones, mayorías, órdenes ni presiones. 

"Nuestra bancada, a través de nuestra coordinadora Verónica Juárez, ha sido insistente en que el dictamen es positivo porque recupera la rectoría del Estado mexicano sobre la educación y pone por delante el interés de las y los mexicanos que sí quieren educación de calidad", enfatizó. 

 

“Un golpe a la Constitución”: Especialista 
 

El especialista en Derecho Constitucional, Miguel Carbonell, calificó como “un golpe directo a la Constitución”, la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador. 

“No es el presidente contra la reforma educativa, es el presidente contra la Constitución”, aseveró en entrevista con Notimex. 

Categórico, señaló que el documento “no tiene fundamentación, choca directamente con el texto constitucional y está mandando un mensaje muy cuestionable a la ciudadanía”. 

En opinión de Carbonell, la llamada reforma educativa, “hoy es Constitución, y el rumbo es muy claro, o aplicamos la Carta Magna, o la violamos”. 

La reforma educativa, enfatizó, no es un documento programático, no es una carta ideológica de un partido o de un expresidente, es un derecho constitucional vigente al más alto rango del sistema jurídico mexicano. 

Refirió que el Artículo 128 constitucional señala que antes de tomar posesión de su cargo, todo funcionario protesta guardar y hacer guardar la Constitución, y “si está vigente la norma, no puede a través de un memorándum, dejar de acatar el mandato”. 

(Notimex)

TAGS EN ESTA NOTA: