compartir en:

Terminar la escuela, trabajar, casarse y formar una familia. Ese fue el orden más o menos regular en la vida de cada hombre que llegaba a la edad adulta en nuestro país y en el mundo, pero las condiciones económicas y sociales actuales parecen volver esto un sueño inalcanzable para muchos.

En entrevista para UNAM Global, el académico de la Facultad de Psicología de la UNAM, Ricardo Trujillo Correa, consideró que para los jóvenes mexicanos las condiciones para obtener una casa o formar una familia son cada vez más difíciles, y que fenómenos como la sobrepoblación, bajos salarios y una economía estancada, son el cóctel perfecto para que cada vez más personas en edad laboral se queden en casa de sus padres al no poder costear la vida adulta.

Al verse imposibilitados en ser independientes, muchos jóvenes se frustran, lo que sumado a las presiones de tipo social, hacen que no terminen de dar el paso, y formen un nuevo tipo de familia nuclear alrededor de sus padres.

Para el maestro, esto no es propio de los llamados millenials, categoría popularizada por los medios y la mercadotecnia, y que al día de hoy no ha podido ser comprobada, es decir, no porque alguien haya nacido de tal año a tal año, significa que comparta características con los millones de personas  de su generación.

Trujillo Correa pide no patologizar a estas personas, pues en muchos casos, no se trata de “conchudez”, sino de una condición que va a ir en aumento no solo en México, sino a nivel global.
 

Con información de UNAM Global
JMCG

TAGS EN ESTA NOTA: