compartir en:

Ciudad de México.- En medio de los escándalos generados en el Senado entre Martí Batres y Ricardo Monreal, ahora las diputadas del Morena, María de los Ángeles Huerta e Inés Huerta, acusaron a su compañero de bancada, Sergio Mayer, de “manosear” el presupuesto de cultura y de pedir “moches” del 30 por ciento por cada proyecto aprobado en dicho recinto legislativo.

Tras la comparecencia de la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, surgió una riña entre morenistas que terminó en la acusación de corrupción a Mayer Bretón.

Ambas legisladoras revelaron que tienen testimonios de beneficiados —cuyos nombres no reveló— que pagaron casi una tercera parte del costo de la obra a su compañero, quien es presidente de la Comisión de Cultura.

Precisaron que en los proyectos donde hubo principalmente corrupción fue para la construcción de casas de cultura en todo el país, a las que llamaron “elefantes blancos”.

Nota recomendada: Hallan muerta en Chiapas a la ambientalista Nora López

En tanto la diputada Inés Parra Juárez, quien también es secretaria de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, adelantó que solicitará una auditoría de los recursos que recibe la Mesa Directiva de la Comisión de Cultura y además buscará que su bancada actúe en consecuencia con estas anomalías del, supuesto, senador Mayer Bretón, quien no está por demás decirlo, actualmente se encuentra trabajando en una puesta en escena llamada "Defendiendo al cavernícola".

IMCM  

TAGS EN ESTA NOTA: