Londres.- Al cuadro alemán no le pesó el primer encuentro de su historia en unos octavos de final de la UEFA Champions League y derrotó con autoridad 1-0 al conjunto inglés, subcampeón de la última edición del certamen.

El solitario tanto del encuentro fue obra del atacante alemán Timo Werner, quien hizo válida una pena máxima en el minuto 58 y consiguió su séptima diana en la presente edición de la competencia.

Ante las sensibles bajas de sus dos mejores atacantes, Harry Kane y Heung-Min Son, el portugués José Mourinho se decantó por un planteamiento netamente defensivo, situación que fue capitalizada por un atrevido Leipzig.

La escuadra alemana fue un completo vendaval desde el arranque del cotejo, pero la mala puntería de Werner y las atinadas intervenciones del francés Hugo Lloris mantuvieron a Tottenham con vida.

El galés Ben Davies fue víctima del asedio rival y cometió un penal contra el austriaco Konrad Laimer al minuto 56, que el propio Werner, con un gran cobro a la derecha de Lloris, aprovecharía para desquitar las opciones erradas y poner arriba a los "Toros Rojos".

El checo Patrik Schick tuvo una inmejorable oportunidad de aumentar la ventaja tras una gran habilitación desde la banda izquierda, pero su contacto al esférico no fue el mejor y nuevamente hizo figura al guardameta francés.

“Mou” movió sus piezas con la esperanza de equilibrar la balanza, aunque sus tenues intentos fueron estériles ante una bien organizada defensa y un inspirado Péter Gulácsi.

Los dirigidos por el estratega Julian Nagelsmann, de apenas 32 años, se llevaron una importante ventaja de cara al partido de vuelta, el cual ser disputará el próximo 10 de marzo en territorio alemán.

De Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: