compartir en:

 

Chile.- A través de las redes sociales se dio a conocer una conmovedora historia, y es que que un conductor de autobuses en Chile trabaja todos los días con su esposa, la cual padece de Alzheimer y como no tiene para pagar atención médica, este hombre la lleva consigo a todos lados. 

Mario Núñez trabaja para la Línea Liserco, en Chile, y tiene una jornada laboral de 10 a 12 horas diarias.

“Haga frío o calor, o como sea que esté el clima, tengo que levantarla. Le pongo su ropa, le lavo los dientes, tengo que llevarla al baño y limpiarla cuando hace sus necesidades porque ella no es autónoma para hacerse sus cosas”, afirmó Núñez.
 
Núñez indica que esta situación le preocupa porque teme de que a su esposa Fresia Farías tenga un accidente durante su trabajo.

“Se me ha caído de la micro. A veces va durmiendo o le da frío, tiene ganas de ir al baño y debe hacer en un tarro. Yo tengo que agotar todos los medios para poder cumplir con mi obligación de pareja. He golpeado muchas puertas pidiendo ayuda, pero no he recibido ninguna respuesta”, agregó.

Lamentablemente, este ciudadano chileno perdió su vida social porque los cuidados de su esposa le significan tiempo completo.

“Solamente me dedico a ella y a tratar de que se duerma para yo poder descansar por lo menos una media hora mientras está en su cama. Ese es nuestro día a día”, comentó 

Tras darse a conocer esta historia, una fundación anunció que le brindará a la señora Farías los cuidados necesarios para tratar su enfermedad.
 

TAGS EN ESTA NOTA: