EFE

Ciudad de México.- El PRI recuperó este miércoles la presidencia de la Cámara de Diputados tras una polémica votación que fracturó la coalición de Morena.

Con 313 votos a favor, 123 en contra y 21 abstenciones, los legisladores eligieron como nueva presidenta para el tercer y último año de legislatura a la priista Dulce María Sauri, quien ejercerá el cargo hasta el 31 de agosto de 2021.

De esta manera, se cumplió con el reglamento que establece que cada año se tiene que rotar el cargo, el cual fue ocupado en 2018 por Morena y al año siguiente por el PAN.

Para el tercer año de legislatura, el puesto le correspondía al PRI por ser la tercera fuerza de la cámara, sin embargo, el PT, cuarta fuerza y socio del presidente Andrés Manuel López Obrador y de Morena, intentó evitarlo sumando a sus filas a diputados de otros partidos.

El PRI respondió de la misma forma y sumó cuatro diputados del PRD, quedando su grupo parlamentario en 50 diputados frente a los 46 del PT.

Pese a que el PT forma parte de la coalición gubernamental, López Obrador censuró el lunes la operación y criticó que el partido estuviera "maniobrando de última hora por los cargos".

En respuesta, Gerardo Fernández Noroña, diputado petista y aspirante a presidir la cámara, sostuvo que es "inmoral" entregar el cargo al PRI, partido que calificó de "pandilla de criminales" por la desaparición en 2014 de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

En medio de esta polémica, la candidata del PRI no obtuvo el lunes la mayoría calificada necesaria en la votación, que este miércoles se repitió dando luz verde al nombramiento de Dulce María Sauri.

Nota recomendada: Surge #LordEsMiCuerpo; Hombre se niega a usar cubrebocas en plaza de Tabasco

El 6 de junio del próximo año se celebrarán en México las elecciones más grandes de su historia, con la renovación de la Cámara de Diputados y de 15 de los 32 gobiernos estatales, la cual servirá para medir el apoyo popular al gobierno de López Obrador.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: