compartir en:

París.- El gobierno de Francia anunció la mañana de este martes que se suspenderá por seis meses el aumento en el precio del combustible que se tenía previsto entrara en vigor a partir del próximo 1 de enero de 2019.

Las violentas manifestaciones de los llamados “chalecos amarillos” en contra de la medida que planeaba implementar el gobierno de Emmanuel Macron, surtieron efecto, ya que, tras la tensión entre la élite metropolitana y las zonas rurales de bajos recursos aumentaron y se hicieron mucho más visibles con este pronunciamiento.

El primer ministro, Édouard Philippe, dijo que “ninguna tasa merece poner en peligro la unidad de la nación”, esto por el temor latente de que haya más víctimas de esta protesta, hasta ahora, se han reportado cuatro fallecidos y cientos de heridos por los disturbios.

Agregó que no se aplicará hasta que se haya hecho un debate apropiado con aquellos que podrían verse afectados, o bien, estudiar opciones alternativas y mitigar el impacto negativo de vender hidrocarburos a un precio más alto.

Se tenía previsto que se subieran tres centésimos de euro más en la gasolina y seis centésimos más en el gasóleo.

Durante la cumbre del G-20, el presidente francés dijo que no aceptaría la violencia en su país, así como el daño al espacio público bajo ninguna circunstancia.

“Ninguna causa justifica que las autoridades sean atacadas, que las empresas sean saqueadas, que los transeúntes o los periodistas estén amenazados o que el Arco del Triunfo sea manchado”, señaló.

combustible en Francia

Aunque el aumento se estableció como una justificación ambiental, los manifestantes reprocharon que era algo insostenible, sobre todo para que aquellos que viven fuera de la ciudad y deben utilizar más su automóvil para trasladarse de un lado a otro.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: