compartir en:

Por Israel M. Campos Montes

Ciudad de México.- El problema de la escasez del agua en el país se ha convertido en un tema fundamental que requiere acciones inmediatas para evitar consecuencias drásticas en el largo plazo, muestra de ello es que cerca del 18 por ciento de los acuíferos requieren mantenimiento urgente, dado que no están en disposición de tratar este líquido vital adecuadamente, así lo consideró en entrevista para Diario de México, José Navarro, Director de Tarsus México.

Agregó que una de las afectaciones más importantes que padecen las grandes urbes es la distribución ya que, con los cambios de asentamiento de los terrenos, las redes se encuentran fracturadas por falta de mantenimiento y obsolescencia “de cada 10 litros que se meten a la red, entre tres y cuatro se pierden en fugas”.

Dijo que, para evitar estas dificultades, en la cuarta edición del evento internacional Aquatech México, el cual se realizará del 3 al 5 de septiembre de 2019 en el World Trade Center de la Ciudad de México, diversos expertos expondrán las últimas tecnologías, soluciones e iniciativas para combatir la escasez del agua, así como promover el uso y manejo responsable de este recurso.

“Algunas empresas sugieren que las redes de distribución sean sondeadas a través de equipos en forma de esferas, los cuales flotan y van grabando la huella sonora de las fugas, para geoposicionarlas y así poder intervenir de manera precisa en los desperfectos”.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en nuestro país existen más de 44 millones de personas que carecen en sus hogares de la dotación diaria de agua y alrededor de ocho millones 548 mil mexicanos en todo el país no tienen acceso a agua directa, esta cantidad, equivale al total de la población de la Ciudad de México.

Navarro indicó que el uso indiscriminado del agua que hay en el país es alarmante, por lo que urgió a que haya políticas públicas de concientización tanto en la sociedad civil como en la industria y el resto de las autoridades locales.

Señaló que para paliar la inminente crisis hídrica es urgente actuar de manera rápida y contundente, con el objetivo de lograr una adecuada gestión del agua. En ese sentido, dijo, las empresas e industrias juegan un papel primordial con la implementación de mejores prácticas para reducir su impacto ambiental a través de un tratamiento eficaz de aguas residuales y ahorro en el consumo.

Apuntó que la situación crítica de México se caracteriza por la falta de mantenimiento de la infraestructura de distribución “invertimos mucho dinero para mover el agua y no se invierte para corregir las fugas, prácticamente, estamos tirando el agua de todos los estados”.

Estimó que bajo este escenario el país podría estar en serios problemas en poco menos de 10 años, por lo que insistió en la necesidad de que haya verdaderas políticas públicas en favor del cuidado de este líquido básico.

TAGS EN ESTA NOTA: