Claudia Sheinbaum, candidata de la coalición “Juntos Haremos Historia” al Gobierno de la Ciudad de México, indicó que de ganar las elecciones del primero de julio no permitirá la construcción de las plantas termovalorizadoras y de biodigestion, ya que no están de acuerdo con los contratos firmados por el gobierno de Mancera.

"Dichos contratos  no representan ningún beneficio ambiental para la capital", subrayó la abanderada de Morena.

Luego de mantener una reunión con estudiantes de la comunidad politécnica, la aspirante a la Jefatura de Gobierno informó que interpondrán una acción pública ante el Tribunal de Justicia Administrativa, y aseguró que el Gobierno sólo quiere hacer negocio con la implementación de dichas plantas, por eso la prisa por concretar el proyecto.

“No concordamos con negocios privados, ya que se está hipotecando el presupuesto de la capital”, aseguró la morenista.

Asimismo, indicó que se revisarán todas las cláusulas de dichos contratos, pues  “es inaceptable que se comprometan más de 3 mil millones de pesos anuales durante los próximos 30 años”.

Aseguró que dichas plantas, no garantizan el buen manejo de los residuos ni un desarrollo ambiental para la capital del país, por lo que defenderá los recursos de la capital.

La abanderada de Morena indicó además que se revisarán todos los contratos firmados por el actual gobierno, pues dichas acciones sólo generan negocios al amparo del poder, tales como los contratos publicitarios distribuidos en Paseo de la Reforma y en la Línea 7 del Metrobús.

TAGS EN ESTA NOTA: