compartir en:

En todos los municipios mexiquenses la cosa está que arde con esto de las elecciones. La guerra sucia en tierra y en las redes no cesa. De hecho la alcaldesa Ana Balderas salió a decir que ya basta de agresiones de MORENA, que ya no se subirá al ring. Y es que luego de lo dicho por el vocero de MORENA Miguel Ordóñez, en el sentido de que los panistas habrían contratado a falsos inspectores y a golpeadores para ir a boicotear sus conferencias, salió Marco Antonio Mendoza, presidente de la Asociación de Inspectores Sanitarios a decir que ni conoce a la candidata panista.

Hay candidatos que no andan en dimes y diretes, como el priista Hermio Cahue, quien tiene un difícil distrito, el 26 local, que comparte territorio con Tlalnepantla y Cuautitlán Izcalli. Pero Cahue ha creado una estructura importante, busca votos casa por casa y tiene trabajo en ambos municipios, ya que ha sido líder estatal del SUTEyM y su gremio lo apoya; a sus contrincantes del Frente, MORENA y Verde no se les ve mucho, sobre todo al morenista Dionisio Jorge García, a quien nadie conoce, pero como muchos, espera con ansiedad el efecto AMLO para hacerse de votitos.

Y es que en Tlalnepantla, Raciel Pérez Cruz trae todo el peso de la campaña encima, se mueve vertiginosamente, pero sus candidatos a diputados deben meterle acelerador.

En Naucalpan hay algo en que todos los candidatos del PRI coinciden, y es en el fuerte trabajo que realiza Gustavo Parra Sánchez, candidato a diputado federal por el distrito 22, quien además de que ha peinado a conciencia el territorio para la obtención del voto, también ha dado muestras de la unidad que tiene con todos sus compañeros, cosa que agradecen porque trabaja por el partido y no sólo por su proyecto personal.

Por cierto, el priista Rodrigo Reina, en reunión con vecinos de la colonia Rincón Verde, presentó su programa “4x3”, el cual contempla que durante su gobierno se pavimentará 4 veces más de lo que se hizo en estos 3 años de la actual administración.

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: