compartir en:
  • En Rusia, los cajeros automáticos detienen a los ladrones 

Un hombre de 37 años, de la ciudad de Cherepovéts en Rusia, murió el fin de semana luego de intentar robar un cajero automático tras plantar un explosivo.

Todo sucedió cuando en pleno atraco, el ladrón intentó forzar el cajero automático con una explosivo, pero algo salió mal, y en vez de montones de dinero, el hombre fue alcanzado por la explosión a destiempo, según información del Daily Mail.

El sujeto iba acompañado de un cómplice, quien no se quedó a investigar, y escapó inmediatamente luego de escuchar la detonación.

No cabe duda, todo es más rudo en Rusia, incluso algo tan inofensivo como los cajeros automáticos. 

JMCG

TAGS EN ESTA NOTA: