EFE

Dacca.- Un tribunal de Bangladesh condenó este jueves a la pena de muerte a cinco implicados en la violación en grupo de una joven en 2012, que resultó herida durante el asalto, en una sentencia que se produce después de días de protestas contra la violencia sexual tras un caso reciente que conmocionó al país.

Esas protestas llevaron al Gobierno bangladesí a enmendar de urgencia esta semana una ley para incluir la pena de muerte en casos de violación, aunque esa condena ya estaba prevista en el código penal del país asiático cuando la víctima moría o resultaba herida.

Así, la jueza Khaleda Yasmin, del Tribunal de Prevención de la Opresión contra Mujeres y Niños, dictó el veredicto en base a la antigua disposición en la ley sobre muerte o lesiones en caso de violación, explicó a Efe el fiscal Nasimul Akter.

"Esta condena vino bajo la cláusula 9 (3) de la ley, que ya incluía la disposición de la pena de muerte", aclaró este fiscal del distrito central de Tangail, donde ocurrió el suceso.

El caso se remonta a enero de 2012, cuando la víctima fue secuestrada por uno de los acusados para proponerle matrimonio. Al negarse, tres individuos la violaron, dejándola sin sentido.

Cuando recuperó la consciencia, la joven llamó a su hermano desde una tienda y juntos presentaron ese mismo día una denuncia ante la Policía.

La corte condenó también a cada uno de los acusados al pago de una multa de 100 mil takas (unos mil 175 dólares), según detalló el fiscal.

INDIGNACIÓN EN BANGLADESH

El veredicto en este caso de violación se produce en medio de protestas en todo el país contra la violencia sexual.

Las protestas comenzaron el lunes de la semana pasada, un día después de que saliese a la luz un video de una mujer siendo asaltada sexualmente y agredida por un grupo de hombres en el distrito sureño de Noakhali.

Aunque el suceso tuvo lugar a principios de septiembre, el video, que se volvió rápidamente viral y que un tribunal ordenó retirar de las redes sociales, había sido compartido el día antes del inicio de las protestas por uno de los acusados.

Según el grupo de derechos humanos Ain O Salish Kendra, 975 mujeres fueron violadas en Bangladesh entre enero y septiembre de este año, 208 de ellas en grupo.

De entre las víctimas, 43 murieron después de la violación, mientras que otras 12 se suicidaron.

La organización Amnistía Internacional (AI) criticó esta semana que se imponga la condena de muerte por violación, al asegurar que "las ejecuciones perpetúan la violencia, no la previenen", y subrayó que la prioridad debe ser que las víctimas obtengan justicia.

Según AI, solo el 3.5 % de los casos presentados entre 2001 y julio de 2020 bajo la Ley de Prevención de la Opresión contra Mujeres y Niños habían dado lugar a sentencias judiciales, y solo el 0.37 % resultaron en condena.

TAGS EN ESTA NOTA: