compartir en:

LA PAZ.- Al menos un muerto, 90 heridos y tres detenidos dejaron los enfrentamientos entre manifestantes opositores y afines al gobierno en Cochabamba, en la 17 jornada de protestas en Bolivia contra el resultado de las comicios pasados en los que el presidente Evo Morales resultó reelecto.

La víctima, el tercer muerto de las recientes manifestaciones en el país, fue identificado como Limbert Guzmán Vasquez, de 20 años, quien fue llevado a un hospital por la gravedad de sus heridas, fue diagnosticado con Traumatismo Encéfalo Craneal grave, lo que le provocó muerte cerebral, y con paro cardiorespiratorio, unas horas más tarde murió.

Guzmán Vázques formaba parte del bloqueo en el puente Huayculi, en Quillacollo. “Limber salía de su casa desde hace una semana a bloquear. No sabíamos cuál era su paradero. Sus amigos nos dijeron que estaba muerto en primera instancia. Este año tenía que salir de bachiller. Estamos muy consternados, su padre está muy mal”, dijo un familiar citado por el diario Los Tiempos.

Al respecto, el presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó su pesar por el fallecimiento del joven en los enfrentamientos ocurridos y manifestó su solidaridad a la alcaldesa de Vinto, Patricia Are, quien fue agredida durante las protestas entre grupos opositores y afines al gobierno.

“Expreso mi profundo pesar por el fallecimiento del joven Limbert Guzmán, víctima inocente de la violencia promovida por grupos políticos que alientan el odio racial entre hermanos bolivianos. Reitero mi llamado a la paz social para devolverle la tranquilidad a nuestro pueblo”, escribió el mandatario en su cuenta de la red Twitter.

Durante las manifestaciones del miércoles, la violencia se extendió desde la ciudad de Cochabamba hasta Quillacollo y Vinto, en protesta contra las elecciones generales del 20 de octubre pasado, y cuyos resultados son auditados por una misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En Vinto los choques se recrudecieron entre grupos que defienden los resultados de las elecciones pasadas y los que exigen la renuncia del presidente Morales. Ambos bandos se encontraban armados con palos y piedras, según reportes de la policía, que también intervino para dispersar a los manifestantes.

Con información de Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: