Hamanmarash, Turquía, 16 Dic.- Una cifra contundente de 70 millones de personas mantienen en la actualidad la condición de refugiadas, solicitantes de asilo o desplazadas dentro de sus propios países, porque su vida corre peligro.

En los últimos dos años se contabilizó la cifra más alta de desplazados forzados desde la Segunda Guerra Mundial, según el informe anual del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Los refugiados dejan atrás el miedo y llegan exhaustos a un lugar desconocido, solo con lo puesto y sin la posibilidad de comunicarse porque hablan diferentes idiomas.

A veces enfermos y solos; otras acompañados por los miembros de su familia que pudieron salvar, pero todos con la misma pregunta: ¿Cuándo volveremos a casa?

Tres países expulsaron más de la mitad de la población de refugiados en el mundo: Siria, Afrganistas y Sudán del Sur, que entre los tres suman el 55 por ciento de las personas que a nivel mundial se encuentran bajo el mandato del ACNUR.

Colombia es el país que registra el mayor número de refugiados con 7.4 millones de personas; le sigue Siria con 6.3 millones, e Irak con 3.6 millones.

Aun cuando los números registrados son muy altos, los analistas consideran que el número real de refugiados es mucho mayor de lo que se piensa, debido a que muchos entran sin registro oficial a los países de acogida.

Un ejemplo de esto son los refugiados sirios. La ONU oficialmente estima que hay más de dos millones de sirios en los países vecinos, pero este número se refiere solamente a los refugiados que se registraron a la salida de Siria y llegaron a un país de acogida.

Sin embargo, muchos de esos sirios que han llegado a diversos países, especialmente a Turquía, no se han registrado oficialmente como refugiados y por lo tanto no se incluyen en el total de la ONU.

Debido a esto, se calcula que son casi cinco millones de sirios los refugiados y no solo los tres millones que contabilizan las Naciones Unidas.

Notimex

ICM

TAGS EN ESTA NOTA: