Madrid, 25 sep (EFE).- Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, no respondió a las palabras del galés Gareth Bale tras su cesión al Tottenham, tras afirmar que no se arrepiente de nada, y tras la salida de varios de sus jugadores no pidió refuerzos de forma pública aunque dejó la puerta abierta "hasta el 4 de octubre".
 

"No voy a contestar a Gareth. Le deseamos lo mejor para lo que le viene y nada más, nosotros ahora estamos con lo nuestro aquí", dijo Zidane en rueda de prensa sin entrar a valorar las palabras de Bale.

El técnico madridista no desveló sus deseos en la salida de más jugadores de la plantilla y el refuerzo de alguna demarcación como la delantera. Se mostró satisfecho con lo que tiene sin cerrar puertas a posibles llegadas.
 

"La plantilla que tengo es esta y no quiero nada, no voy a pedir nada. Luego puede pasar de todo hasta el 4 de octubre, eso sí todos los entrenadores lo que queremos es que ya llegue ese día y se deje de hablar de quien viene y quien sale, pero hasta ese día puede pasar de todo", manifestó.

"A la prensa le interesa quien va a venir pero yo estoy contento con mi plantilla, es la mejor, confío plenamente en ella. Lo que vamos a hacer es trabajar para estar bien físicamente porque estando bien preparados podemos competir y al final llegar a los objetivos que tenemos que es ganar", sentenció. EFE

 

TAGS EN ESTA NOTA: