México.- Atrapados en Argentina, en una situación legal que no les favorece y con escasos recursos para subsistir, una mujer mexicana y su hijo, de 8 años de edad, piden ayuda al gobierno de México a través de un video. 

En la grabación difundida en la cuenta de Facebook de la periodista Mónica de Ávila Lozano, la madre narra el viacrucis que está viviendo en Buenos Aires. 

“Mi nombre es Verónica Orta Ríos. Soy mexicana y tengo un hijo de 8 años nacido también en México. Ambos vivimos desde hace ocho años en Argentina. Me casé hace diez con un argentino aquí en Buenos Aires. Hace dos años denuncié al papá de mi hijo por violencia doméstica, física y psicológica hacia mi hijo y hacia mí”, señala la presunta víctima. 

Orta Ríos precisa que las autoridades argentinas no han dado solución a su demanda e, incluso, advirtió que el expediente ya fue archivado. Además, indicó que, a consecuencia del inicio de este asunto legal, perdió su empleo. 

“Me encuentro imposibilitada para trabajar ya que en el empleo que recién comenté, realizaba esfuerzos físicos al cuidar a una abuela discapacitada. Tengo problemas en las rodillas y espalda. Mi hijo y yo no contamos con servicio médico. Está el público, pero este se encuentra saturado y la consulta con el especialista nunca me fue otorgada”, comenta. 

Verónica asevera que no tiene cuentas bancarias ni casa y que el cuarto donde vive con su hijo lo paga su expareja por orden de un juez. 

“No me quisieron divorciar de este señor. Por tal motivo mi hijo no recibe pensión alimenticia por lo cual mi hijo y yo padecemos de déficit alimenticio”, afirma.  

Denuncia que ninguna institución de asistencia social les ha brindado apoyo en Argentina y que en la Embajada de México tampoco le dieron asesoría legal, ni le dieron explicación sobre sus derechos como mexicanos en una situación como la que está viviendo. 

“Al estar el expediente ya archivado, la restricción perimetral que el juez ordenó en contra del padre de mi hijo queda sin validez a lo cual estamos en grave peligro de que este señor se acerque a nosotros. He recibido llamadas de su hermana insultándome por haber denunciado a su hermano. Cabe mencionar que el padre de mi hijo es discapacitado. Sufrió dos embolias ocasionadas por consumo de cocaína, motivo por el cuál, las leyes lo favorecen a él por su discapacidad”, advierte Verónica.  

Siente que les están negando la oportunidad de ser libres y de “darle un mejor futuro a mi hijo ya que aquí en Argentina vivimos de forma precaria y donde no puedo cubrir las necesidades básicas a las que tiene derecho cualquier niño”. 

Y lanza una súplica de la que espera obtener respuesta: 

“Suplico a ustedes me ayuden u orienten sobre qué hacer ya que nuestra situación es agobiante y tenemos miedo de que el padre de mi hijo o alguien de su entorno nos haga daño. He tocado muchas puertas y en ninguna nos dieron respuesta. Ruego e imploro por favor nos escuchen. ¡Estoy desesperada! Ayuda para mi hijo Franco Néstor Gatti Orta y para mí, Verónica Orta Ríos. Ambos nacidos en CDMX. Por favor no nos olviden. 
Necesitamos ayuda lo antes posible”. 

 

La periodista Mónica de Ávila Pedí reveló que solicitó apoyo a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y esta fue su respuesta: 

TAGS EN ESTA NOTA: