compartir en:

Ciudad de México.- La procuradora General de Justicia (PGJ), Ernestina Godoy Ramos, avisó que se abrió una nueva línea de investigación, luego de que se detectara que la bala que causó la muerte de Aideé Mendoza, alumna del CCH Oriente, fue de nueve milímetros.

En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, la titular de la PGJ aseguró, que ya declararon todos los estudiantes en torno a este caso y que se investigarán todas las líneas recabadas. Asimismo, dijo que lo nuevo en la investigación es el calibre de la bala que le quitó la vida a la joven.

Por otro lado, trascendió que la PGJ recibió una llamada telefónica anónima, en la que se detalló que el objetivo de la agresión habría sido el profesor, Víctor “N”, quien impartía la materia de matemáticas, por presuntamente no haber pagado un paquete a narcomenudistas del plantel, lo que esclarecería que Aideé no era a quien iba dirigida la ojiva.

Nota recomendada: Toman instalaciones de la FCPyS en exigencia a mayor seguridad en la UNAM

De acuerdo con las autoridades, el docente se mostró “renuente” al momento de las entrevistas y mientras rendía testimonio se percataron que sus dichos no coincidían con lo de los diez alumnos que ya testificaron.

La dependencia local subrayó que los alumnos salieron negativos en la prueba de rodizonato, por lo que se tiene la certeza de que ninguno de ellos habría realizado el disparo.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: