compartir en:

AFRICA.- La tortuga Alagba, considerada la más vieja de África, murió a los 344 años en el palacio del rey tradicional de la ciudad de Ogbomoso, Oba Jimoh Oyewunmi, informó su secretario privado, Toyin Ajamu.

Alagba, de sexo masculino, de cerca de 100 kilos y cuyo nombre en el idioma yoruba significa “El anciano”, murió este jueves tras sufrir una breve enfermedad.

“Alagba vivió en el palacio durante siglos. La tortuga fue anfitriona de muchos monarcas en Ogbomoso en el pasado”, aseguró Ajamu.

El animal alcanzó popularidad porque el monarca de la región utilizaba sus recursos para cuidar de él. “La tortuga era atendida por dos empleados personales del palacio”, detalló el secretario.

Asimismo, comentó que los sirvientes le daban de comer, le proveían de asistencia médica y se aseguraban de que estuviera perfectamente cuidada.

Gracias a esa ostentosa vida que tenía, era visitada por turistas de todo el mundo, quienes ahora se encuentran de luto ante el deceso de Alagba.

El rey Oyewinmi está analizando junto a sus colaboradores mantener vivo su recuerdo. Para ello, además de una dedicación exclusiva a su memoria en el palacio, se tiene pensado embalsamarlo para preservar su cuerpo intacto a fin de que los viajeros sigan disfrutando de su presencia.

DCVC

TAGS EN ESTA NOTA: