Jacob Frey, alcalde de Minneapolis, asistió al funeral de Floyd que se llevó a cabo la tarde de este jueves en la misma ciudad. El mandatario fue visto llorando y agitado mientras se arrodillaba con una mano sobre el ataúd.

El emotivo momento tuvo lugar minutos previos al servicio religioso que albergó la Universidad Central del Norte, ceremonia encabezada por el reverendo Al Sharpton, quien exhortó a la comunidad afroamericana a ‘quitarse las rodillas de otros del cuello:

“Es hora de que demos un paso adelante en el nombre de George y digamos: ‘quita tu rodilla de mi cuello’”.

A la ceremonia acudieron familiares, activistas y otras personalidades como las senadoras Amy Klobuchar y Tina Smith de Minnesota, miembros del Congreso como Olhan Omar, Sheila Jackson-Lee y Ayanna Presley.

Asistió también el gobernador de Minnesota Tim Walz, Martin Luther King III y el comediante y actor Kevin Hart.

Estuvo presente el jefe de la policía, Medaria Arredondo, quien incluso se arrodilló ante la carroza cuando los restos de George Floyd llegaron al recinto en un ataúd dorado, que después fue flanqueado por flores blancas.

La segunda ceremonia se celebrará en Carolina del Norte, donde George Floyd nació, el sábado y la última se realizará en Houston, donde residió gran parte de su vida. En esta ciudad, al sur del país, es donde será inhumado. 

Nota recomendada: Policía consuela a niña de 5 años que pregunta si le van a disparar (+video)

Los servicios serán televisados y tanto en el de Carolina del Norte como en Houston algunas personas que no fueran cercanas a él podrán acudir a presentar sus condolencias a la familia.

Se trata de un evento sin precedentes, señala el Clayborne Carson, director del Instituto de Investigación y Educación Martin Luther King Jr, de la Universidad de Stanford, pues Floyd no era una figura pública en vida, sin embargo, en su memoria se han movilizado miles de personas, aseguró en una entrevista para ABC.

alrm

TAGS EN ESTA NOTA: